02 de septiembre, 2020

Challenger Super 

Stock: listo 

para conquistar

las drag races

Un nuevo competidor llega a la pista

Cuando se habla de la potencia de Challenger, hay dos modelos que seguro vienen a tu mente: Challenger Demon y Hellcat RedEye. Sin embargo, hemos creado un nuevo modelo con la capacidad para darle batalla a estos poderosos autos.

Por supuesto, estamos hablando de Dodge Challenger SRT Super Stock y su impresionante motor V8 de 807 caballos de fuerza (hp). Te contamos todo de este muscle car aquí.

Conoce Dodge Challenger SRT Super Stock

Discreto, pero poderoso

En el exterior Challenger SRT Super Stock no cuenta con ningún emblema que lo distinga de un Challenger regular, sin embargo, cuenta con el mismo HEMI V8 sobrealimentado que impulsa a Hellcat Redeye. Además, su tren motriz se recalibró par aumentar el punto de cambio de 6,300 rpm a 3,400 rpm, con lo que la potencia de este muscle car llega a los 807 hp.

Gracias a esta increíble potencia puede ir de 0 a 100 km/h en 3.25 segundos, terminar el cuarto de milla en 10.5 segundos, a 210 km/h,  y alcanzar una velocidad máxima de 270.37 km/h (límite máximo de las llantas).

Con estas características, hace honor a su nombre, que proviene de la categoría super stock de las carreras drag (arrancones). Esta se conforma por vehículos que parecen simples autos de pasajeros, pero que en realidad están fuertemente modificados para competir.

Features para competir

  • Rines de aleación ligera y llantas de competición 315/40R18 Nitto NT05R.
  • Frenos brembo de tipo disco con cuatro pistones, rotores ventilados y pinzas de aluminio ligero.
  • Suspensión Adaptativa de Alto Desempeño (ADS), que desplaza la mayor cantidad de peso a la parte trasera para un lanzamiento con máxima tracción.

Modos de manejo para elegir

Challenger SRT Super Stock tiene tres modos de manejo diferentes: Auto (Street), Sport y Track, que modifican el comportamiento de los sistemas para distintas condiciones. Además cuenta con el modo Custom, que te permite configurar distintas opciones de forma manual.

El modo Track está diseñado para la pista de carreras. Al activarlo la transmisión se recalibra y se optimiza para la aceleración, se activan las paletas de cambios y la dirección se ajusta para una mayor estabilidad a altas velocidades. Además, se desactiva el sistema de control de tracción para permitir que los neumáticos traseros giren y que puedas quemar llanta.

Sistemas para el máximo desempeño

Toda su potencia y gran desempeño en los distintos modos de manejo es soportada por sus sistemas de enfriamiento. Uno de ellos es Power Chiller, que desvía el refrigerante del aire acondicionado de la cabina hacia una unidad de enfriamiento, para mantener el motor fresco en todo momento.

Junto a Power Chiller, también se encuentra el sistema Race Cooldown que continúa enfriando el motor aún después de que lo has apagado. De esta manera se enfría más pronto y está listo para competir nuevamente en menor tiempo.

Si esto no bastara, es posible revisar todos los aspectos del auto, desde la temperatura y niveles de líquidos, hasta los récords de aceleración y velocidad en las Performance Pages, una aplicación incluida en el sistema Uconnect, exclusiva a de los muscle cars Dodge.

Challenger SRT Super Stock mantiene el legado de potencia y gran desempeño que caracteriza a Dodge en la pista y, sin duda alguna, pasará a la historia como una de las mejores versiones del vehículo. Entra aquí y conoce más acerca de los muscle cars Dodge.