04 de mayo, 2020

Dodge Charger 

RT 1970: el 

favorito 

de Toretto

Un auto de película que todos quisieran tener

Cuando se trata de películas de acción con autos y persecuciones, no existe una saga más icónica que Rápido y Furioso. A lo largo de estas cintas no solo hay secuencias que llevan la adrenalina y los motores al límite, sino también vehículos que muchos quisiéramos tener en el garaje o, al menos, conducir alguna vez.

Entre todos los autos que aparecen en estas cintas, hay uno que siempre se ha robado la atención: El Dodge Charger RT 1970 de Dominic Toretto. Ese que en la primera película se eleva en dos ruedas por la gran fuerza del motor. Hoy te hablamos más de ese auto y de un par de transformaciones que tuvo durante las películas.

Desata la furia con este muscle car

El Charger RT 1970 que rompió el cuarto de milla

En Rápido y Furioso, Toretto le explica a Brian que construyó el auto junto con su padre, quien había muerto en él durante un accidente. Este hecho, combinado con la gran potencia del auto, hacen que Dominic esté algo asustado del vehículo.

El miedo de Toretto quizá estaba justificado. Ese Charger RT 1970, caracterizado por la toma de aire en el cofre, tenía 900 caballos de fuerza. Con esa potencia, el padre de Dominic conquistó el cuarto de milla en tan solo 9 segundos.

Este detalle es importante, pues es muy difícil completar el cuarto de milla en 10 segundos o menos. Esto explica cómo se mantenía a la cabeza con el Supra de Brian que contaba con múltiples modificaciones en el motor.

Impacto de altura en el desempeño del motor

  • Toretto menciona que el récord de 9 segundos fue roto en Palmdale, que se encuentra a a 809 metros sobre el nivel del mar. A mayor altura hay menos oxígeno y la combustión del motor se vuelve menos eficiente. Correr en dicha ciudad ahí le añade 0.6 segundos al tiempo del cuarto de milla.
  • En realidad el Charger RT 1970 lo completaba en un tiempo de 8.4 segundos.

Cambios al auto durante las cintas

Si bien el auto de Toretto aparece poco y queda destruido en la primera película, su tiempo en pantalla le valió aparecer en futuras entregas con distintas modificaciones, casi siempre en negro.

Entre los cambios más interesantes se encuentran los de la séptima película. En esta aparecen dos versiones del auto. La primera sale cuando lanzan los coches desde un avión. Está modificado para ser un todoterreno, con suspensión elevada y llantas más grandes. La segunda versión aparece hacia el final de la película, cuando Toretto se despide de Brian. Este ha sido llamado Charger Maximus.

Charger Maximus

Los cambios más obvios en este Charger RT 1970 son los estéticos, como el color de la carrocería, que pasa del negro al plateado e incluye interiores forrados en cuero italiano. Pero el cambio más importante ocurre en el motor.

Este auto está equipado con un motor V8 y dos supercargadores, lo que le da una increíble potencia de 2,250 Caballos de Fuerza, 1,350 más que el auto del padre de Toretto. Es capaz de ir de 0 a 100 km/h en 2 segundos y capaz de alcanzar los 257 km/h en 8. Pero quizá lo más increíble de este auto es pensar que realmente está ahí afuera en las calles, pues el año pasado fue subastado.

Para los que crecimos amando los autos y esta saga de películas, el Charger RT 1970, siempre será algo especial. Aunque con el tiempo Charger ha cambiado su look, aún hoy conserva ese espíritu de adrenalina y velocidad que nos hace emocionarnos al verlo y al manejarlo.

Si quieres sentirte Rápido y Furioso como Toretto, debes conocer Unleash The Beast. Un lugar donde los muscle cars cobran vida. Entra, conoce el nuevo Charger y prepárate para competir en el cuarto de milla.