04 de julio, 2019

Así empezó la 

leyenda. Conoce 

la historia de 

los muscle cars

¿Qué es un muscle car? 

Seguro te has sentido fascinado por el rugido del poderoso motor y por la belleza de la carrocería de un muscle car real. Tan solo pensar en conducir un Dodge Challenger, Charger o Durango, es suficiente para hacer subir la temperatura.

El término muscle car se refiere a un tipo de auto norteamericano de alto desempeño. Desde su origen, estos coches se caracterizaron por su tracción trasera, potente motor V8 y líneas deportivas, además del precio, que los convirtió en los primeros deportivos accesibles al público en general.

La historia de los muscle cars

Los inicios de los muscle cars

Durante la prohibición de los años 20s en Estados Unidos, los fabricantes de licor buscaban autos veloces para huir de la policía por lo que comenzaron a modificarlos. Tras acabar la prohibición, comenzaron a usar estos carros modificados en las carreras, con lo que aumentó la demanda de vehículos más veloces.

Inspirado por los autos modificados y con la creciente demanda, el primer muscle car real fue introducido en 1949. El Rocket 88 de Oldsmobile contaba con un motor V8 y la carrocería ligera de un Oldsmobile 76 de seis cilindros, lo que desde entonces definiría a este tipo de carros: un motor poderoso y una carrocería liviana.

En la década de los 50 vino uno de los avances más importantes en materia de muscle cars: La serie de motores HEMI V8 de Chrysler, que con su cámara de combustión semiesférica, permitía un mejor flujo de aire en el motor y una menor pérdida de calor.

La era dorada de los muscle cars

  • En los años 60, las drag races o arrancones se volvieron muy populares, y los muscle cars también. Dodge Dart fue de los autos preferidos por sus 13 segundos en el cuarto de milla. Entre 1960 y 1970, Dodge sacó al mercado dos de los modelos que se mantienen vigentes hasta hoy en día y que se han vuelto un ícono: el Charger en el 64 y el Challenger en 1970.

Estos autos saltaron a la fama por su gran potencia y, en el caso del Charger, por su aparición en el cine y series televisivas como Los Dukes de Hazzard, donde interpretó al General Lee.

Para 1968, Charger era tan popular que en lugar de las 35,000 unidades que planeaban producirse, se terminaron haciendo 96,100. En 1969 este auto también se volvió popular en el mundo de las carreras con la salida de Charger Daytona, una versión modificada que integraba un alerón trasero y nariz frontal para hacerlo más aerodinámico. De su salida a 1970 ganó 6 carreras y se convirtió en el primer auto en superar los 322 km/h.

Dodge continúa el legado

Desde 1973, la popularidad de los muscle cars decayó debido a la crisis del petróleo, sin embargo la pasión por estos autos legendarios nunca se extinguió...


A partir de 2006, Dodge decidió renovar sus modelos más famosos con una apariencia nueva, lo último en sistemas de seguridad y toda la potencia de un motor HEMI.

Con el increíble poder de este motor y sus fuertes líneas deportivas, tanto Dodge Challenger, como Charger, continúan con el legado, que hizo a los muscle cars tan populares, kilómetro a kilómetro.

También se integró un nuevo modelo a la familia de muscle cars Dodge. Dodge Durango es un modelo de camioneta que integra un motor HEMI V8 de 360 caballos de fuerza, un exterior imponente y amplio espacio para siete personas. Una mezcla perfecta entre velocidad y comodidad que encantará a los fanáticos de la adrenalina.

Un muscle car real es más que solo una carrocería. Dodge sigue la herencia de estas leyendas en cada vehículo. Tú también atrévete a sentir la emoción y a conocer el legado de estos épicos autos. Conoce todo de ellos aquí y libera a la bestia.