21 de septiembre, 2020

¿Cuánto cuesta 

restaurar un 

auto clásico?

El sueño de todo amante de los autos

Vas por la calle, miras hacia tu derecha y te encuentras con un Charger 1970 abandonado y lleno de polvo. Entonces comienzas a pensar en comprarlo y en qué tan difícil sería restaurarlo a su antigua gloria...

Si tu sueño, como el de muchos otros, es restaurar un auto clásico, en esta nota te contamos lo que necesitas tomar en cuenta para hacerlo.

Considera esto si vas a restaurar un auto

El estado inicial del auto

Lo primero que tienes que considerar es el estado y modelo del vehículo, pues estos dos factores pueden incrementar el costo, ya sea aumentando la cantidad de reparaciones o piezas que requiere, o dificultando encontrar piezas originales. Lo ideal es que obtengas un auto que se encuentre en el mejor estado posible y que tenga la mayoría de sus accesorios originales.

Si ya tienes un vehículo y ya tienes pensado cómo quieres que luzca, tienes que estar al tanto de las distintas fases de una restauración: lo primero será desarmarlo por completo para trabajar en la carrocería. Posteriormente se deberá revisar el tren motriz y los sistemas eléctricos, luego la suspensión, frenos y rines, para terminar con los interiores.

La carrocería deberá ser hojalateada y pintada. En caso de que alguna lámina se encuentre picada, tendrás que comprar una pieza para reemplazarla. Esto suele pasar con el piso de los autos. En total este proceso podría costarte entre $5,000 y $20,000 pesos, dependiendo del estado inicial de la carrocería.

Hora de elegir un motor

  • Puedes conseguir un motor nuevo o uno usado, ya sea el original o simplemente algún otro que quieras colocarle. Si compras uno usado, puedes encontrarlos desde $15,000 pesos, mientras que uno nuevo puede variar mucho en precio, inclusive pueden ir de los $100 mil a los $500 mil pesos mexicanos.

Motor, sistema eléctrico y suspensión

Si has elegido un motor nuevo, simplemente habrá que montarlo. Por otro lado, si has elegido uno usado habrá que desarmarlo, revisar cada pieza, limpiarlas y reemplazar las necesarias antes de colocarlo. Considera que si no usas el motor original del vehículo, puedes requerir piezas adicionales para ajustarlo dentro del cofre.

Una vez revisado el tren motriz, deberás arreglar los componentes eléctricos del coche. Entonces podrás escuchar por primera vez el rugir del motor. Posteriormente deberás enfocarte en los frenos, la suspensión y los rines. Al igual que con el motor, el precio puede variar en función de las piezas que elijas. Por ejemplo, hay amortiguadores desde $2,000 pesos, pero también los hay de $10,000 o más. Mismo caso con los rines y otros componentes.

Los toques finales

Por último solo tendrás que tapizar los interiores y tu auto quedará listo. Quizás encuentres detalles adicionales una vez comiences a usarlo, pero es normal al tratarse de un auto antiguo, aunque haya sido restaurado lo mejor posible.

En total el costo de una restauración puede ir desde los $80,000 a los $200,000 pesos, e inclusive más, dependiendo del estado inicial del auto y de las piezas que decidas usar. Recuerda que restaurar es un proceso que puede llevar años y que siempre puedes cambiar las piezas en el futuro, por lo que no es necesario que gastes una gran cantidad la primera vez.

No te olvides de que si deseas tener las placas de auto antiguo, el vehículo deberá tener al menos 30 años de antigüedad, estar mínimo al 80% de originalidad, y no deberá tener ningún tipo de modificación.

Ahora que sabes un poco más del proceso de restauración y de los costos, puedes considerar deseas hacerlo por tu cuenta o si deseas acudir a un especialista para tener el auto que siempre soñaste. Continúa leyendo nuestro blog para más consejos y para enterarte de las últimas noticias del mundo automotriz.