18 de agosto, 2020

¿Cómo enseñar 

a tus hijos 

mecánica 

automotriz?

¿Por qué enseñar a tus hijos mecánica?

Enseñar a tus hijos lo básico acerca de cómo funciona un auto y cómo repararlo, es uno de los mejores regalos que puedes darles. No tendrán que quedarse varados por no saber cómo cambiar una llanta, no temerán pasar corriente y podrán ayudar a otras personas que lo requieran.

Para enseñarles no necesitas ser un experto, lo único que requieres es un poco de paciencia y aprovechar cada oportunidad posible para enseñarles. Aquí te dejamos algunos consejos para hacerlo y una pequeña guía sobre qué tópicos a incluir.

Sigue estos consejos para enseñar mecánica a tus hijos

Comienza por lo básico

Con tantas cosas que se pueden aprender de los autos, a veces es difícil saber por dónde empezar. Lo más recomendable es iniciar por lo más básico: explicar qué herramientas existen, cómo y cuándo usar cada una.

Esto incluye desde pinzas, llaves y desarmadores, hasta la cruceta y el gato hidráulico.

Una vez hayas cubierto esta sección, enfócate en explicar qué hace cada uno de los diferentes sistemas del auto. Para simplificarlo, lo dividiremos en siete partes:

Los 7 principales sistemas del auto

  • De combustible: abastece de gasolina el vehículo.
  • Eléctrico: proporciona energía a distintos elementos.
  • Frenos y ruedas: controlan el movimiento del vehículo.
  • Enfriamiento: mantiene el motor a la temperatura adecuada.
  • Transmisión y tren motriz: llevan el torque a las ruedas.
  • Sistema de escape: reduce el ruido y expulsa los gases del motor.
  • Motor: genera el torque y potencia, así como energía eléctrica.

Prosigue con el mantenimiento

Ya conociendo qué sistemas existen, explica a tus hijos cómo darle mantenimiento a cada parte del vehículo. Desde lo más simple, como la manera de lavarlo y encerarlo sin que se raye, hasta aspectos más técnicos.

Uno de los puntos con los que puedes empezar es explicar para qué sirve cada líquido (aceite, anticongelante, etc), cada cuánto hay que revisar los niveles y cómo cambiarlos. Otro punto puede ser cómo identificar si la batería se encuentra en mal estado y limpiar la corrosión de las conexiones, o cómo reconocer las señales de desgaste en las llantas.

Manos a la obra

Si ya repasaron todo lo anterior, una de las partes más entretenidas será pasar las manos a la obra y enseñarle cómo ejecutar algunas de las reparaciones más comunes, como la manera correcta de pasar batería o la forma de cambiar una llanta.

Recuerda que hay muchos temas que tratar, así que no intentes cubrirlos todo en un solo día. Tómate varios días o semanas para explicar lo necesario. Si necesitas una guía para ordenar tus ideas, en las librerías se pueden encontrar pequeños manuales, para llevar en la guantera, donde se explican los sistemas del auto y cómo reparar algunos de los problemas más comunes.

Si sigues estos pasos, tus hijos le perderán el miedo a mover las piezas del auto y a llenarse las manos de grasa. Algo que te agradecerán cuando ya tengan su primer auto y se enfrenten a algún problema.

Continúa leyendo nuestro blog para conocer más consejos de mecánica automotriz y enterarte de las últimas noticias de Dodge.