18 de agosto, 2021

Carros automáticos:

5 consejos para

un buen manejo

Trayectos más amenos y seguros

Desde la aparición de los primeros carros automáticos, este tipo de vehículos se ha ido ganando la preferencia de los conductores que buscan un proceso de manejo simple y cómodo. La eliminación del uso del embrague representa una reducción al esfuerzo físico implicado para realizar los cambios de velocidad.

Además de la liberación de tu pie izquierdo, también tus manos permanecerán en el volante por más tiempo. De igual manera, tu atención como conductor puede enfocarse en el camino. Si bien el proceso es fácil, hay puntos que se deben considerar para una mejor experiencia de manejo y un buen cuidado de tu auto.

Tips de conducción de carros automáticos

1. Más allá de los conceptos de P, D, N, R

Se usan a diario pero pocas veces se tiene una idea clara de lo que implican estos elementos. Cuando se utiliza la P (parking) se activa un mecanismo que impide que las ruedas se muevan. Es importante que el cambio no lo hagas cuando el auto siga en movimiento, ya que esta acción puede afectar a la caja de transmisión.

La R es para la marcha hacia atrás. Si bien las cajas automáticas ofrecen varias velocidades hacia el frente, para la reversa solamente se libera una marcha con poca aceleración por cuestiones de seguridad. De esta forma las escenas de películas en las que manejan a altas velocidades hacia atrás son poco probables.

La N (neutral) se refiere al proceso en el que se liberan por completo las ruedas del movimiento de la transmisión y el motor. Es ideal para empujar el auto o alistarlo para que sea jalado para subir a una plataforma.

La D (drive), que se utiliza para avanzar hacia adelante. Hay carros automáticos que ofrecen 6, 7, e incluso hasta 9 marchas.

2. Diferentes tipos de transmisiones automáticas:

  • Doble embrague: Uno se destina a los números de velocidades pares y otro a los impares.
  • Convertidor de par: Sustituye al embrague a través de una conexión entre la caja y el motor.
  • CVT: Cuenta con una variación de cambios continuos que resultan imperceptibles.
  • Robotizado: La gestión del embrague y de las relaciones se realiza de manera electrónica.

3. Educar al pie izquierdo

La conducción de los carros automáticos requiere solo el pie derecho, con el cual pisarás el acelerador y el freno. Al quedar libre, el pie izquierdo debe reposar en el pedal de apoyo o pedal falso, que se ubica en el extremo izquierdo. Su función, además de evitar que se pise el freno por error, es brindar mayor comodidad al conducir al adoptar una mejor postura.

4. No usar Neutral en bajadas. Se tiene la idea que poner el carro automático en velocidad neutral durante un descenso te ofrece un ahorro de combustible, ya que las revoluciones del motor descienden al desconectarse de la transmisión. Pero en realidad esa diferencia es muy poca en comparación con el riesgo que involucra dejar el vehículo totalmente suelto, perdiendo agarre y tracción.

5. Neutral en semáforo

Otra idea común que existe en torno a la conducción de los carros automáticos es que al llegar a un semáforo es necesario poner en Neutral la caja. Se cree que con esta acción se disminuye el gasto de combustible y además se evita el estrés de la transmisión.

Las cajas de los autos automáticos están diseñadas para estar en Drive y con el motor sin revoluciones, con el pie en el freno. Por el contrario, lo que sí puede causar un mayor desgaste de la transmisión es el hecho de estar cambiando excesivamente de Drive a Neutral y viceversa. En el caso de que vayas a estar parado por más tiempo, lo recomendable será apagar el motor y volver a encenderlo.

La familia Dodge también se une a la cada vez más popular tendencia de los carros automáticos y ofrece algunos modelos con transmisiones que enriquecen la experiencia de manejo, ya sea en autos de alto desempeño como en modelos familiares. Ven y comprueba la diversidad de opciones y confírmalo con una prueba de manejo.