20 de noviembre, 2020

¿Qué tipos de 

suspensión existen? 

¿Cuáles son sus 

beneficios?

¿Qué es la suspensión de un auto? ¿Qué tipos de suspensión existen?

La suspensión es el sistema que conecta el chasis del vehículo con las ruedas. Este sistema es el responsable de brindarte viajes en auto suaves y estables, pues se encarga de absorber (lo más posible) las irregularidades del camino.

Existen dos tipos de suspensión: las rígidas (o dependientes) y las independientes. En esta nota te contamos sus diferencias, ventajas y desventajas, así como cuáles son los dos tipos de suspensión independiente más usadas.

Suspensión rígida vs suspensión independiente

La suspensión rígida: ventajas y desventajas

Para poder entender porqué son más ventajosas las suspensiones independientes, primero hay que observar a las suspensiones rígidas. En este tipo de suspensión, las ruedas se encuentran unidas por un eje rígido, de tal forma que cuando una rueda se inclina la otra también lo hace.

Este tipo de suspensión fue la primera que existió y, hoy en día, prácticamente ya no se usa, excepto en algunos vehículos 4x4 y en camiones de trabajo pesado. La razón para esto es que es mucho más resistente y ofrece una mayor articulación en dicha clase de vehículos.

Pese a estas ventajas, el hecho de que una barra sólida conecte ambas ruedas quiere decir que lo que le ocurra una llanta afectará a la otra. Esto se traduce en: viajes menos confortables y con más vibraciones, así como en una menor estabilidad del vehículo (y probabilidad de volcaduras).

La suspensión independiente ¿Cómo funciona?

  • Por su lado, en la suspensión independiente, cada rueda está aislada del movimiento de la otra. El movimiento de los neumáticos es guiado por brazos y, en función del número de brazos y de su acomodo, pueden existir diferentes tipos de suspensión independiente.

Ventajas y desventajas de las suspensiones independientes

Este tipo de suspensión es más ligera que la rígida, lo cual es conveniente a la hora de diseñar un vehículo. También, puesto que el movimiento de una rueda no afecta a la otra, dan un manejo mucho más suave y preciso. Esto hace a los vehículos con esta clase de suspensión ideales para la ciudad o carreteras.

Como desventaja, si una llanta se hunde (debido a un atasque o terreno resbaloso), la otra no buscará tracción. Sin embargo no es un problema muy grave, pues los vehículos diseñados para ir off road suelen contar con sistemas de tracción four wheel drive y de bloqueo del diferencial.

Suspensión McPherson y Multilink

Las dos suspensiones independientes más comunes son la McPherson y la Multilink. La McPherson suele ser utilizada en el eje delantero. Su mayor sencillez da más espacio y facilita colocar los componentes de la dirección en la parte delantera del vehículo.

Por otro lado, en la parte trasera, suele utilizarse la suspensión Multilink o multibrazo. Esta sostiene la rueda con cuatro o más brazos, que le dan una distribución pareja de la fuerza que se ejerce sobre las llantas y asegura que la rueda se mantenga en la posición adecuada en todo momento.

Ejemplos de vehículos que usan estas dos suspensiones son nuestra minivan Grand Caravan, y crossover Journey. Gracias a ello, estas camionetas tienen una gran estabilidad, pueden llevar un poco más de peso y dan una gran experiencia a todos los ocupantes.

Si se trata de conducir fuera del camino o con mucho pero, las suspensiones rígidas pueden ser mejores, pero en ciudad o carretera, las suspensiones independientes proporcionan un mayor confort y estabilidad al conducir, por lo que no pueden faltar en toda clase de autos y camionetas. Agenda tu prueba de manejo ahora y comienza a disfrutar de paseos suaves a bordo de Journey o Grand Caravan.